Archive for diciembre, 2010

19 diciembre 2010

Chafan al Alcalde su primera inauguración bajo “las setas”

Un gentío lo abuchea por anteponer su “capricho megalómano” a necesidades básicas de los barrios y de toda la ciudad.

Unas 300 personas, de muchos y muy diversos colectivos, le han dejado claro al Alcalde, durante la inauguración parcial que ha realizado en el complejo Metropol-Parasol, su rechazo al tremendo derroche que está suponiendo esta actuación mientras hay tantas dotaciones y servicios sin atender o deficientes por toda Sevilla.
Una masa humana, que ha taponado los varios accesos que tendrá el complejo, le ha dedicado esta mañana al regidor y su equipo una “Monumental Pitada”, durante la inauguración de la galería comercial creada bajo “las setas de la Encarnación”; primera de las varias inauguraciones parciales que el alcalde pretende efectuar en “las setas” de aquí a las elecciones municipales.
Estas vecinas y vecinos no han querido desaprovechar tan señalada ocasión para mostrarle “a este alcalde, y también a quien lo suceda”, que no está nada bien despilfarrar el dinero público; y aún menos habiendo tantas y tan básicas actuaciones en toda la ciudad, en beneficio directo de la población, que están todavía por cubrir y cuya realización se posterga año a año. Y es que “las setas” de la Encarnación representan como pocas actuaciones el puro capricho del gobernante megalómano; lo perfecta y preferiblemente prescindible; lo que ha dilapidado ya unos fondos y energías que desde el Ayuntamiento se vienen negando a actuaciones esenciales para mejorar sensiblemente la calidad de vida en los barrios de Sevilla.
Así, allí se han congregado hoy, entre otras, gentes de la Casa-Palacio del Pumarejo, cuyo proyecto de rehabilitación lleva dos años aprobado sin que las obras hayan empezado todavía. Del Parque Alcosa, para cuyo plan de rehabilitación de sus bloques, afectados seriamente en sus cimentaciones, siguen dándose plazos y promesas que no se cumplen. De San Bernardo, que ven cómo sigue despoblándose el barrio de sus habitantes tradicionales por no acometerse las actuaciones municipales que lo impedirían. De Begoña, donde muchas familias han sido ya desahuciadas, y otras están amenazadas de desalojo, por no invertirse allí en el parque municipal de vivienda social. De la Plataforma Salvemos la Fabrica de Vidrios La Trinidad, por seguir adelante la pretensión de demoler buena parte de este bien patrimonial. También de colectivos laborales del Ayuntamiento, que ven peligrar sus puestos de trabajo y los servicios que prestan a la población. De la Plataforma ¡Túmba_la! Torre Cajasol, “porque ‘las setas’ y el rascacielos beben del mismo mal de soberbia, prepotencia y desnortamiento de quienes dicen representarnos”…
Finalmente, a eso de las 13 hs., el alcalde ha conseguido escabullirse por una puerta de emergencias trasera, corriendo fuertemente escoltado hasta su coche oficial, que le esperaba en la plaza de San Juan de la Palma, hasta donde lo ha seguido un grupo de manifestantes que no ha dejado de abuchearle en todo el recorrido.
Y es que, según los datos oficiales, el coste de ejecución del proyecto ronda ya la friolera de 90 millones de €; es decir, más de un 70 % por encima de lo inicialmente presupuestado; y eso que la obra aún no está concluida… Pero, si consideramos otros gastos, en metálico y “en especie” (como el edificio municipal que hace esquina con Puente y Pellón), la operación alcanza un coste global de ¡más de 123 millones de €! (que en las antiguas pesetas serían unos 20.500 millones).
Como cuesta imaginarse cifras tan abultadas, quizá estos apuntes ayuden algo: con 123 millones de euros se podría, por ejemplo, construir un hospital universitario con 400 camas y perfectamente equipado; ó 35 centros de salud, con capacidad para atender una población de 400.000 personas; ó 30 colegios para más de 20.000 niños; o facilitar ayudas a la rehabilitación de 15.000 viviendas; o reurbanizar por completo 300 has. de espacio público (es decir, como la Isla de la Cartuja entera), lo que supone muchos cientos de calles y plazas; o construir 40 aparcamientos para 12.000 vehículos; o edificar 1.500 viviendas protegidas; o alzar 60 pabellones deportivos; o…
Si la ciudadanía de Sevilla no dice ¡basta ya!, ¿quién?; y si no es ahora, ¿cuándo?
17 diciembre 2010

Monumental Pitada al alcalde de Sevilla este domingo por el “escándalo de las setas”

Gentes y colectivos hartos ya de tanto dislate urbanístico-financiero-político en Sevilla, le aguarán al alcalde este 19 dic., a las 11:00, la inauguración de su juguete: “las setas” de la Encarnación. Un desquiciado edificio inviable (Diario de Sevilla: http://goo.gl/yCIWj) presupuestado en 50 mill. y que ya lleva dilapidados 100. Mientras, faltan fondos y energías municipales en tantas y tantas actuaciones por toda la ciudad, básicas y en beneficio directo del vecindario.

¿A CUÁNTOS VECINAS/OS CONOCES QUE HAN DESHAUCIADO?

¿CUÁNTAS VIVIENDAS Y BARRIOS SIN REHABILITAR?

¿CUÁNTOS EQUIPAMIENTOS PÚBLICOS SIN EJECUTAR?

¿CUÁNTOS CIUDADANOS CON NECESIDADES BÁSICAS SIN CUBRIR?

¿A CUÁNTOS VECINAS/OS CONOCES EN PARO Y SIN ESPECTATIVAS LABORALES?

¿CUÁNTOS PARQUES, COLEGIOS, AMBULATORIOS SIN CONSTRUIR ESPERAN QUE PASE LA CRISIS?

Pero para las setas de la encarnación si hay dinero.

El doble de lo que supuestamente iban a gastar, llevamos ya más de 145 millones €. Hay dinero, tiempo y atención por parte de los políticos, y las empresas, que pretenden pasar a la historia por malgastar el presupuesto municipal en una obra faraónica que no nos hacía mucha falta, por no decir ninguna, cuando la crisis ahoga la realidad cotidiana de familias y barrios.

Vecinas, colectivos, asociaciones y coordinadoras que trabajamos por la mejora de nuestras vidas, nuestros barrios y barriadas, indignados por la falta de atención y pasotismo general por parte de los “representantes públicos” ante las demandas básicas que proponemos para la mejora de la ciudad y nuestras vidas, no aguantamos más.

El desvío de fondos municipales de las arcas públicas para la construcción de este capricho ha mermado la posibilidad de respuesta del ayuntamiento y sus competencias sociales y públicas en estos momentos de crisis.

Creemos que no podemos dejar que el señor alcalde y “su tesoro” sólo reciban los flashes de la prensa en silencio el próximo día 19 de diciembre cuando pretende “inaugurar” el ámbito del mercado de abastos.

Por ello convocamos a una concentración a todos los vecinos y vecinas de Sevilla y indignados con estas setas y los gastos que ha provocado, cuando las necesidades básicas de muchos vecinos están sin cubrir y la ciudad presenta otro tipo de prioridades. 

Concentración y pitada descomunal al alcalde, su grupo de gobierno y su gestión el próximo 19 de diciembre domingo, a partir de las 11 horas en el mercado de la encarnación actual y en uso.

¡¡Acude y pita!!

13 diciembre 2010

Crisis, vivienda y promesas

Hablar de cualquier cosa que no fuese la crisis y como esta afecta a los vecinos de Sevilla podría parecer una frivolidad en el contexto actual, más tras conocerse algunos datos escandalosos. Cada mes los juzgados sevillanos sacan a la venta forzosa una media de 111 inmuebles. Muchos de ellos pertenecen a empresas, pero la mayor parte son de familias que no pueden hacer frente ahora a las deudas que acumularon en tiempos de bonanza. Entre enero y octubre de este año ya se contabilizaban más de 1000 desahucios en la ciudad. Por otro lado la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, denuncia que el número de andaluces por debajo del umbral de la pobreza se ha incrementado hasta cerca del 30% de la población.

Pero a pesar de todo se acercan las elecciones y las administraciones prometen. Prometen nuevos fondos para la rehabilitación de Parque Alcosa, durante tanto tiempo reivindicada por los vecinos, y anuncian nuevos planes de rehabilitación para barrios tan dispares como Candelarias y Bachillera. Se anuncian nuevos paquetes de VPO para Palmete y Pinomontano o la apertura de nuevos centros sociales. La avalancha de anuncios suscita algunas dudas. La primera, si realmente hablamos de noticias o se trata de volver a sacar rédito de obras ya establecidas y anunciadas con carácter previo. La segunda, si tanta promesa de construcción y rehabilitación podrá ser cumplida en algún momento por un Ayuntamiento endeudado hasta el extremo y una administración autonómica que ahora solo entiende de recortar gastos, especialmente sociales, en el contexto de la crisis.

9 diciembre 2010

MANIFESTACIÓN: Que la paguen los bancos

Domingo 12 de Diciembre a las 12 h

Prado de San Sebastián (Sevilla)

Es hora de salir a la calle. Después de conducirnos a una situación de crisis por una economía sostenida sobre una enorme burbuja inmobiliaria, ahora es a los trabajadores, a los parados y a los jubilados a los que les toca pagar los platos rotos. Los agujeros de los bancos los están tapando con despidos, privatizaciones, reducciones en los salarios, retirada de subsidios de desempleo y reducción de pensiones.

Tenemos un gobierno que está en manos de los especuladores. La política ha sido secuestrada por completo por los mercados y por la oligarquía financiera. Están haciendo lo que les da la gana con nosotros y lo van a seguir haciendo si nos resignamos y no hacemos nada. ¿Qué será lo siguiente que nos recorten? ¿La educación, la sanidad?

Si no salimos a la calle, si no protestamos ahora ¿cuándo? Si no protestas tú ¿quién?

Convoca: Plataforma ciudadana y sindical de Sevilla

9 diciembre 2010

Desahucios paralizados en Sevilla

El 2 de diciembre estaba fechado el desahucio de Carlos Serrano de su vivienda en el barrio de Begoña, el penúltimo vecino que queda en un bloque que empezó a ser vaciado cuando una constructora lo compró hace cuatro años. En el marco de una campaña que se ha desarrollado en los últimos años en el barrio, vecinos y amigos se concentraron la mañana del lanzamiento para protestar por lo que consideraban una injusticia. Sin embargo, fue un error de forma lo que en última instancia ha prorrogado el desalojo.

Por otro lado, dos semanas antes, los juzgados desestimaron la demanda de desahucio promovida por la Oficina Técnica de Asesoramiento al Inquilino en Situación de Abuso (OTAINSA) contra Antonio Buenavida.

Antonio es uno de los activistas vecinales que lideraron la ocupación de un bloque de viviendas como denuncia por la especulación y el acoso inmobiliario desarrollado en San Bernardo, donde la población original de origen humilde se ha visto desplazada poco a poco con la revalorización del barrio. A raíz de la ocupación, las viviendas fueron expropiadas por la administración y dispuestas para el realojo de vecinos en condiciones de precariedad. Actualmente las 11 familias que llevaron a cabo la ocupación, en su mayor parte ancianos, siguen habitando el bloque.

La sentencia entiende que la Gerencia de Urbanismo realizó un contrato verbal que permite a los vecinos permanecer en el bloque hasta que sus viviendas fuesen rehabilitadas. Se da el caso de que la vivienda de Antonio Buenavida se encuentra en estado de ruina y, como el resto de vecinos, defiende su derecho a quedarse en el barrio y no ser expulsado hacia la periferia.

Los vecinos entienden que la sentencia desautoriza los argumentos y el comportamiento de la dirección de OTAINSA, que durante los últimos meses se ha enfrentado duramente con los vecinos. Por su parte, la dirección de OTAINSA anuncia que recurrirá la sentencia.

Vecinos de Begoña anuncian una campaña contra los desahucios en el barrio.

Por otra parte, en el barrio de Begoña, la asamblea de vecinos afectados por el problema de la vivienda está realizando una campaña contra los desahucios, denunciando la situación de indefensión que sufren por la voracidad de las inmobiliarias y la indiferencia de la administración.

El detonante ha sido el intento de desahucio de Carlos Serrano, que lleva residiendo como inquilino en la misma vivienda desde hace 11 años y en el barrio desde hace 14. Con este último caso suman ya 15 las familias que han sido desahuciadas de sus viviendas y expulsadas del mismo bloque desde el año 2007, cuando Construcciones Opera. S.A se hizo con la propiedad del edificio.

En este caso, los vecinos denuncian también la actitud del Ayuntamiento. Varios políticos locales vinculados a la Gerencia de Urbanismo se comprometieron a mediar y ofrecer soluciones. Desde diciembre del 2009, el año en que se produjo el último desalojo de una familia, no ha habido comunicación alguna ni interés por partes de los responsables públicos. Los vecinos se sienten engañados, ya que la administración local se había comprometido a parar los desahucios con la compra de 20 pisos que serían destinados a viviendas sociales ―asegurando así la permanencia de las vecinas―. Hoy apenas quedan vecinos y la intención del propietario es dejar el edificio totalmente vacío.

La asamblea de vecinos lleva varios años funcionando en el barrio con el apoyo de la Liga de Inquilinos, la Coordinadora de Barrios en Lucha y la Asociación Pro Derechos Humanos. Gracias a sus gestiones, en los últimos tres años, dos de las familias expulsadas han conseguido ser realojadas en viviendas sociales.